Calendario laboral para el año 2017

El pasado 7 de julio de 2016 se publicó en el Diario Oficial de Galicia (DOGA), el Decreto 76/2016, de 9 de junio, por el que se determinan las fiestas de la Comunidad Autónoma de Galicia del calendario laboral para el año 2017.

No obstante, nos encontramos a la espera de la publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) de la relación de los festivos locales para el año 2017.

De cara a confeccionar los calendarios laborales del año que viene, los festivos de la Comunidad Autónoma de Galicia son los siguientes:

1.- 6 de enero: Miércoles, día de Reyes.

2.- 13 de abril: Jueves Santo.

3.- 14 de abril: Viernes Santo.

4.- 1 de mayo: Lunes, día del Trabajo.

5.- 17 de mayo: Miércoles, día de las Letras Gallegas.

6.- 25 de julio: Martes, día de Santiago Apóstol.

7.- 15 de agosto: Martes, día de Asunción de la Virgen.

8.- 12 de octubre: Jueves, día del Pilar.

9.- 1 de noviembre: Miércoles, día de todos los Santos.

10.- 6 de diciembre: Miércoles, día de la Constitución.

11.- 8 de diciembre: Viernes, día de la Inmaculada Concepción.

12.- 25 de diciembre: Viernes, día de Navidad.

 

calendario laboral 2017

 

Las empresas están obligadas a elaborar cada año el calendario laboral en cada uno de sus centros de trabajo. La legislación laboral determina que ha de estar en un lugar visible para que todos los empleados puedan tener acceso a él.

El calendario laboral se debe elaborar una única vez al año. Normalmente en los convenios colectivos se fija el plazo que tienen las empresas para publicar el calendario en los tablones de anuncios o en la intranet de la empresa. Normalmente se suele publicar el calendario del año siguiente dos meses antes de finalizar el año en curso. Ejemplo: calendario laboral para el año 2017, se suele publicar antes del 31 de octubre de 2016.

La empresa podrá confeccionar el calendario de forma unilateral (en ejercicio de su poder de dirección). Ahora bien, si la empresa cuenta con representantes de los trabajadores, se les deberá dar traslado y entregar un borrador. Si no están de acuerdo, podrán emitir un informe y, en su caso, impugnar el calendario definitivo ante los respectivos juzgados de lo social.

El calendario se deberá exponer en un lugar visible, como mencioné anteriormente en el tablón de anuncios de la empresa o en la intranet para que pueda ser consultado por los trabajadores. Pero la normativa no obliga a comunicarlo a los trabajadores de manera individual. Lo que sí obliga la normativa es que en caso de deterioro o extravía del mismo, la empresa es la responsable del mantenimiento del calendario, así como de su reemplazo.

Para acreditar que se expone el calendario en un lugar visible, se deberá elaborar un documento informando de ello a los trabajadores donde conste la fecha de su publicación y deberá ir firmado por los representantes de los trabajadores. Si en la empresa no existen representantes, se deberá notificar de forma individual (por ejemplo, mediante una circular).

A la hora de confeccionar el calendario se tiene que tener en cuenta el contenido mínimo que debe incluir y que normalmente viene regulado en el convenio colectivo. Si el convenio no precisa el contenido mínimo, deberá incluir al menos los días laborables y los días festivos.

No es obligatorio consignar los horarios ni los turnos concretos de cada empleado, ya que el cuadrante donde se establecerá dichos turnos de trabajo no forma parte del calendario.

Tampoco es obligatorio consignar en cada día laborable las horas que se van a trabajar. De esta manera, se aconseja utilizar una hoja de cálculo diferenciada para cada empleado en la que pueda controlar las horas trabajadas, con el fin de cumplir la jornada anual que marca el convenio colectivo.

El hecho de carecer del calendario debidamente actualizado o de que los trabajadores no puedan tener acceso a él, puede ser sancionable por parte de la Inspección de Trabajo, de acuerdo con el Real Decreto Legislativo 5/2000, de 4 de agosto, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social.

En este caso estaríamos hablando de una Infracción leve, que acarrearía una sanción que iría en aumento según la graduación que el Inspector actuante determine. Las infracciones leves, en su grado mínimo, derivan multas de 60 a 125 euros; en su grado medio, de 126 a 310 euros; y en su grado máximo, de 311 a 625 euros.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s