Personal trainer en el gym y personal coach en el trabajo

Hoy traigo a mi blog la colaboración del coach Alberto Conejos, del que podéis ver su perfil completo al finalizar su artículo. Muchas gracias por tu colaboración Alberto.

 

Sin duda alguna el coaching es una práctica accesible y aconsejable a todas las personas que deseen obtener mejores rendimientos en aspectos tanto personales como profesionales y es por este motivo que le propuse a Alberto que escribiera un artículo en mi blog con el objetivo de que aportase su punto de vista como profesional del coaching.

 

A continuación publico el artículo completo:

 

¡¡¡Hola a tod@s!!!

 

Lo primero que quiero hacer es agradecer a Pablo la oportunidad que me brinda de hablar sobre mi profesión en su Blog.

 

Un Blog que me encantó cuando lo leí por primera vez y que fue lo que me hizo contactar con él. Blog ligero y fresco con contenido interesante, ágil y escrito de manera agradable y fácil de leer.

 

Quedamos en que también escribiría algo ligero y fácil de leer para vosotros, sus lectores, para presentar el Coaching. Espero haberlo conseguido.

 

Como yo utilizo mucho las analogías de otras áreas de la vida para los asuntos profesionales, y viceversa, durante los procesos de Coaching con los clientes, voy a hacer justo eso para explicarme, espero, fácilmente.

 

¿Para qué vamos al gimnasio?

 

Solemos decir que para ponerme en forma, para adelgazar, para tener más fondo físico, para sobrellevar mejor mi día a día, para estar lago más fuerte, para cuidarme, para estar más despejado, para reducir la tensión y el estrés,…

 

Y, todo eso, ¿para qué es, al fin y al cabo? Para mejorar nuestra satisfacción y nuestro bienestar, físico, mental y general.

 

Incluso algunos pueden llegar a decir que, en último extremo, para poner más granitos en nuestro granero particular denominado “Felicidad”.

 

Bien, cuando una persona contrata un Coach lo suele contratar para mejorar algún aspecto de su vida, para desarrollar, fortalecer o pulir una competencia, para cambiar una situación, para solucionar algo,…

 

La similitud con los motivos iniciales y aparentes por los que vamos al gimnasio es casi idéntica.

 

Lo que en realidad buscamos tras esos objetivos iniciales es lo mismo que en el caso del gimnasio. Mejorar nuestra satisfacción y bienestar.

 

Cuando son las empresas quienes contratan procesos de Coaching para empleados de su organización es idéntico, aunque, en este caso, con un añadido.

 

A través de la mejora de ciertas competencias profesionales de dicho empleado (que mejorará en satisfacción y bienestar profesionales y personales) se busca que la empresa obtenga mejoras y beneficios. Bien sean cualitativos, bien sean cuantitativos, o, generalmente, ambos a la vez. Y eso será incrementar el bienestar y la satisfacción de la empresa.

 

Es decir, el Coaching es un recurso disponible para las personas y empresas para llegar/mejorar a resultados e incrementar/mejorar así el bienestar y la satisfacción.

 

Y todo esto, ¿cómo se consigue?

 

Siguiendo con el ejemplo del gimnasio para hacer este pequeño artículo ligero y fácil de leer, haré un paralelismo.

 

Todos sabemos que ir al gimnasio (hacer deporte) nos beneficia y mejora nuestras sensaciones físicas, mentales y vitales.

 

Ayyyyy, pero es que el día a día, la pereza, las ocupaciones, los horarios,… nos lo hacen difícil. Nos hacen difícil cumplir con la rutina de ir al gimnasio. Y, claro, también ir con la frecuencia necesaria para que genere los resultados mínimos que mejoran nuestro bienestar físico y mental. Y mucho más aún mantenerlo en el tiempo de manera prolongada…

 

Igualmente, todos sabemos que hacer ciertas cosas en el ámbito profesional nos hará ser mejores profesionales y estar más satisfechos con nosotros mismos, así como, que los que se relacionan con nosotros tengan más beneficios y tengan una mejor valoración de nosotros.

 

Por ejemplo, todos sabemos que planificar y organizarse el tiempo es muy importante. Peeeeeeeero… el día a día, las urgencias, los imprevistos, las interrupciones, la carga de trabajo,… nos hace casi misión imposible dedicar ese tiempo a planificar y organizarse.

 

Ahí es donde entra el Coaching. Al menos tal y como le veo, siento, vivo, practico y disfruto, dicho sea por delante.

 

Si la teoría nos la sabemos tan bien (y si no la sabemos, en unos minutos en Google, Wikipedia,… nos hacemos un minicurso de teoría inicial más que suficiente), ¿cómo es posible que no consigamos ponerla en marcha?

 

Además, solemos decir, que si lo hiciéramos, cambiaría nuestras vidas y crecería nuestro… bienestar y satisfacción, personal y/o profesional.

 

El Coaching consiste en generar durante un proceso de 9 sesiones (al igual que en lo de ponerse en forma requiere de unas cuantas asistencias al gym para generar el cambio deseado), una serie de Claves para Ganar: lo que me hará fácil poner en marcha toda esa teoría que sé que me cambiará la vida…

 

Habrá tres tipos de Claves para Ganar. Mejor dicho, hay Claves para tres “momentos de la verdad”.

 

Tipo A: Para decidir hacerlo.

Tipo B: Para empezar a hacerlo.

Tipo C: Para mantenerlo en el tiempo.

 

A.- Para decidir hacerlo

¿Qué me hará fácil tomar la decisión de efectivamente ir al gimnasio (o, por ejemplo, decidir empezar a dar Feedback negativo a mis colaboradores)?

Por ejemplo, a un cliente para decidir empezar a dar Feedback Negativo a su gente le fue de extrema potencia y utilidad esta analogía con su otra profesión (instructor deportivo): “corrijo en el momento sus voleas para regalarles mejora y eficacia, para eso mismo les daré Feedback Negativo en la empresa a mi gente”.

 

 B.- Para empezar a hacerlo

¿Qué me hará fácil ir, efectivamente, cada día que haya planificado, al gimnasio (para empezar, de veras, a ejecutar las acciones concretas de delegar y supervisar adecuada y eficazmente)?

 

Por ejemplo, otra persona en ese momento de la verdad empezó a usar esta instrucción “recuerda, delego y superviso para regalar mejora y aprendizaje a ellos y para regalarme tiempo a mí para planificar y liderar, que es para lo que estoy de veras.”

 

C.- Para hacerme fácil mantener en el tiempo la/s tarea/s y llegar así a los resultados, beneficios, satisfacciones y bienestar que cambiarán mi vida.

 

¿Qué me hará fácil realizar los ejercicios físicos completos en tiempo, duración, intensidad,… (para convertir en una rutina y hábito real la planificación y organización de mi tiempo y agenda)?

 

Y en este caso el ejemplo es aquel cliente que cuando le venían bajones o despistes se recordaba: ““gastar” tiempo en planificar y organizarme es como invertir en bolsa, invierto/gasto dinero para ganar dinero, aquí igual, invierto/gasto tiempo para ganar tiempo…”

 

Ese es el trabajo más puro, relevante y poderoso de un proceso de Coaching.

 

Cada persona somos un mundo completamente individual, rico y diferente de posibilidades y recursos.

 

Lo que a unos nos funciona, a otros no tiene porqué. Y viceversa. Aunque puede haber conexiones y Claves aprovechables de unos para otros con ligeros retoques, claro.

 

Durante un proceso de Coaching, una vez establecidas inicialmente las metas y logros que deseamos alcanzar nos pondremos manos a la obra para encontrar esas Claves, individuales y muchas veces intransferibles, que nos harán fácil… Tomar la decisión definitivamente… Empezar a hacerlo… y Mantenerlo en el tiempo…

 

Y debido a ese Decidir + Empezar + Mantener… lograremos ponernos en forma (mejorar/cambiar una competencia, área profesional, asunto, problema,…) y esto nos llevará a mejorar/incrementar nuestra satisfacción y bienestar personales y profesionales cambiando así… Nuestra Vida.

 

Y sí, también los resultados cualitativos y cuantitativos de nuestra empresa lo que la harán también mejorar su satisfacción y bienestar.

 

Incluso, alguna persona/empresa, dice/dirá que también a “ser más feliz”. Aunque eso que lo diga, o no…, cada uno.

 

Un placer haberos escrito estas líneas.

 

Nuevamente, Pablo, muchísimas gracias por este hueco que me haces en tu Blog. Un placer, un halago y un honor.

 

Alberto Conejos

 

Alberto Conejos Álvaro es Licenciado en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid, universidad donde también realizó el Máster en Organización y RR.HH. Posee la acreditación como Coach Profesional Certificado (PCC) por la International Coah Federation (ICF). Desde hace 5 años y medio trabaja como Coach PCC, tanto en coaching individual (situaciones laborales y personales) como coaching de equipos y grupal (directivos, ejecutivos, equipos comerciales, equipos de proyecto, etc.). Trabajó como Gerente de RRHH durante 5 años en Mercadona y como Jefe de RRHH durante 4 años en Ultracongelados Elmar.

 

Su pasión y a la vez su misión es: “Ayudar a las personas a que se ayuden ellas mismas a solucionar/cambiar/desbloquear/mejorar… sus asuntos para que cambien sus vidas y aumenten su bienestar”.

 

Su perfil en LinkedIn es: https://es.linkedin.com/in/alberto-conejos-5961502a

 

Su Blog es: clavesparaganar.tumblr.com

 

Su Web es: www.clavesparaganar.com

Anuncios

3 pensamientos en “Personal trainer en el gym y personal coach en el trabajo

  1. Pingback: ¡¡¡10.000 gracias!!! | ESCENARIO LABORAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s