¿Puede una empresa despedir a un trabajador por usar herramientas informáticas del trabajo para fines personales?

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) acaba de revisar el caso de una empresa que despidió a un trabajador por usar herramientas informáticas del trabajo para fines personales y da el visto bueno por primera vez a que un empleador espíe los mensajes privados en la cuenta profesional de internet de un trabajador.

En la sentencia, los jueces de Estrasburgo concluyeron que los tribunales rumanos, que habían dado la razón a la empresa frente a las denuncias del empleado finalmente despedido, alcanzaron “un justo equilibrio entre el derecho del demandante al respeto de su vida privada” y “los intereses del empleador“.

Para ellos no fue “abusivo que el jefe quiera comprobar si sus empleados realizan tareas profesionales en sus horas de trabajo” e hicieron notar que el empresario “accedió a la cuenta del trabajador pensando que contenía comunicaciones con sus clientes“.

Los tribunales rumanos rechazaron la demanda que el trabajador presentó por violación de su derecho a la correspondencia después de que la empresa consultara sus comunicaciones, ya que el demandante había sido debidamente informado del reglamento interior.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos también advierte de la necesidad de “definir de manera más clara” qué clase de información puede recolectar un empresario. Los antecedentes lo dejan más que claro en España: si el convenio colectivo lo especifica, se podrá hacer sin aviso previo y, en caso contrario, deberá existir una advertencia.

Comentar el respecto, que en función del poder de dirección que ostenta sobre sus trabajadores, el empresario puede controlar el uso de las herramientas informáticas que ponga a disposición del trabajador. Ahora bien, se deben cumplir dos requisitos:

1.- Dichas herramientas deben ser propiedad de la empresa. Es decir, medios puestos a disposición de los trabajadores para el cumplimiento de su trabajo (la cuenta de correo electrónico, un ordenador portátil, etc.). Por tanto, no es válido que pida el móvil privado de un empleado para leer sus mensajes, pero sí podrá pedirle el móvil facilitado por la empresa, al ser usted quien lo ha proporcionado.

2.- Debe haber regulado el uso de dichas herramientas y haber prohibido su utilización personal. Si no ha advertido previamente y revisa el ordenador o el e-mail de un empleado, la medida que imponga será nula, aunque detecte un uso particular (salvo que el convenio prevea la utilización particular como infracción, en cuyo caso también podrá controlar el uso aunque no lo haya regulado).

En estos casos no se vulnera el derecho a la intimidad de los trabajadores porque existe una prohibición expresa del uso extralaboral de las herramientas. Ello le permite controlar su utilización para verificar el cumplimiento de sus obligaciones y deberes laborales.

La sentencia del TEDH ratifica algunos fallos que en España ya se habían pronunciado en la misma dirección. Lo que viene a comentar la jurisprudencia española al respecto es que resulta válido acceder al ordenador de un trabajador si dicho ordenador es propiedad de la empresa y si se había regulado previamente la correcta utilización de dicha herramienta informática.

A continuación incorporo las dos sentencias siguientes:

Sentencia del Tribunal Supremo de 6 de octubre de 2011

Sentencia del Tribunal Supremo de 26 de septiembre de 2007

El Tribunal Supremo establece que una empresa puede auditar, previo aviso, los instrumentos informáticos que utiliza un trabajador.

El Supremo niega en estas sentencias que las restrictivas normas que rigen el registro de las pertenencias del trabajador (artículo 18 del Estatuto de los Trabajadores) fueran también aplicables al acceso al contenido de los equipos informáticos de la empresa porque “tanto la persona del trabajador, como sus efectos personales y la taquilla forman parte de la esfera privada de aquél y quedan fuera del ámbito de ejecución del contrato de trabajo” al que se extiende el poder empresarial. Por el contrario, “las medidas de control sobre los medios informáticos puestos a disposición de los trabajadores se encuentran, en principio, dentro del ámbito normal de esos poderes: el ordenador es un instrumento de producción del que es titular el empresario (…) y éste tiene, por tanto, facultades de control de la utilización, que incluyen lógicamente su examen”. Por otra parte, a diferencia de lo que sucede con la taquilla o las pertenencias del empleado, “con el ordenador se ejecuta la prestación de trabajo y, en consecuencia, el empresario puede verificar en él su correcto cumplimiento”.

El control del contenido de los equipos informáticos deriva, pues, del poder de dirección empresarial (artículo 20.3 del Estatuto de los Trabajadores), pero puede colisionar con el derecho a la intimidad cuando “existe un hábito social generalizado de tolerancia con ciertos usos personales moderados de los medios informáticos y de comunicación facilitados por la empresa a los trabajadores”. Eso genera una expectativa de confidencialidad, que el Supremo estima que “no puede ser desconocida”, pero que tampoco puede “convertirse en un impedimento permanente del control empresarial, porque, aunque el trabajador tiene derecho al respeto a su intimidad, no puede imponer ese respeto cuando utiliza un medio proporcionado por la empresa en contra de las instrucciones establecidas por ésta para su uso”.

El TS apunta así a una fórmula para que ese control empresarial sea admisible: Lo que debe hacer la empresa de acuerdo con las exigencias de buena fe es establecer previamente las reglas de uso de esos medios -con aplicación de prohibiciones absolutas o parciales- e informar a los trabajadores de que va existir control y de los medios que han de aplicarse en orden a comprobar la corrección de los usos”. De esta manera, cuando el medio se utilice en contra de tales prohibiciones y con conocimiento por parte del trabajador de las medidas aplicables,no podrá entenderse que, al realizarse el control, se ha vulnerado una expectativa razonable de intimidad”.

Para regular la utilización de las herramientas informáticas de la empresa, es conveniente tener en cuenta lo siguiente:

a) La empresa podrá facilitar al empleado las herramientas tecnológicas y los sistemas de información necesarios para desarrollar su actividad: teléfono móvil, ordenador portátil, correo electrónico corporativo y acceso a información, base de datos y sistemas. Pero dichas herramientas son propiedad de la empresa y puede en cualquier momento auditar la correcta utilización de los mismos.

b) El empleado deberá hacer un uso responsable y adecuado de las herramientas y sistemas que se le faciliten. La empresa debe dejar claro que el uso particular de estas herramientas está prohibido y que el incumplimiento de dicha prohibición dará lugar a sanciones disciplinarias por el uso inapropiado o abusivo del mismo. Para utilizarse con otros motivos necesitará de un acuerdo previo con la dirección de la empresa.

c) La dirección de correo electrónico del usuario contiene el nombre de la Empresa y, por tanto, todas las comunicaciones a través del e-mail deberán tratarse como si fueran enviadas en papel con membrete o como correspondencia interna.

Algunas recomendaciones que se realizan desde los departamentos de recursos humanos de las empresas son: diseñar un protocolo de utilización, que se puede añadir perfectamente al manual de acogida de la empresa y añadir además una cláusula específica en los contratos de trabajo, regulando el uso de las herramientas propiedad de la empresa.

También se recomienda, a pesar de que los tribunales permiten ese control de forma directa sobre el uso de las herramientas informáticas de la empresa, que durante la realización de ese control se encuentre presente un delegado sindical o representante de los trabajadores, con el fin de que no se llegue a vulnerar el derecho a la intimidad del trabajador.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s