El acoso laboral en las empresas.

El acoso laboral o mobbing se define como la conducta abusiva o violencia psicológica al que se somete de forma sistemática a una persona en el ámbito laboral, manifestada especialmente a través de reiterados comportamientos, palabras o actitudes que lesionen la dignidad o integridad psíquica del trabajador y que pongan en peligro o degraden sus condiciones de trabajo.

Actitudes de hostigamiento que conducen al aislamiento del trabajador en el marco laboral, produciéndose ansiedad, estrés, pérdida de autoestima y alteraciones psicosomáticas, y que en ocasiones, acaba provocando la baja voluntaria del trabajador.

El acoso laboral aparece reflejado en la legislación española de la siguiente manera:

  • En el Código Penal: el acoso laboral se encuentra tipificado como un delito de torturas y contra la integridad moral. Legalmente se entiende por acoso laboral “el hostigamiento psicológico u hostil en el marco de cualquier actividad laboral o funcionarial, que humille al que lo sufre, imponiendo situaciones de grave ofensa a la dignidad”.
  • En la Constitución Española: el acoso laboral vulnera los siguientes derechos: derecho a la dignidad personal (artículo 10); derecho a la igualdad y a la no discriminación (artículo 14); derecho a la integridad física y moral (artículo 15); derecho al honor, a la intimidad personal y a la propia imagen (artículo 18).
  • En el Estatuto de los Trabajadores: protege del acoso laboral en los artículos 4 y 50.1 de la sección segunda (derechos y deberes básicos). El acoso laboral también vulnera la ley 14/86 General de Sanidad (Art. 10) y la Ley General de Seguridad Social (Art. 123 y 127).
  • En el Código Civil: encontramos los artículos 1902 y 1903, que hablan sobre la reparación del daño causado a una persona, ya sea por culpa o por negligencia. Las victimas de mobbing también pueden acogerse a los artículos 176 y 316 del Código Penal, que hablan sobre la protección de la salud e integridad física, y a la Ley Orgánica 14/1999, que trata sobre la protección a las víctimas de malos tratos.
  • En la Ley de Prevención de Riesgos Laborales: establece el derecho de los trabajadores a su integridad física, al respeto a su intimidad, a la consideración a su dignidad y a la protección frente a las ofensas físicas o verbales.
  • En la Ley Orgánica 3/2007 para la Igualdad Efectiva de Mujeres y Hombres: en su artículo 48 establece las medidas específicas para prevenir el acoso sexual y el acoso por razón de sexo en el trabajo. Las empresas deberán promover condiciones de trabajo que eviten el acoso sexual y el acoso por razón de sexo y arbitrar procedimientos específicos para su prevención y para dar cauce a las denuncias o reclamaciones que puedan formular quienes hayan sido objeto del mismo.  

Como se puede apreciar, en España contamos con numerosa legislación para denunciar este delito tanto por la vía civil, penal y laboral. El problema está en probarlo. Por ello, la víctima debe intentar reunir toda la documentación y pruebas posibles y, siempre que sea posible, contar con el testimonio de alguno de los compañeros de trabajo que hayan sido testigos del acoso.

Conscientes de la necesidad de proteger los derechos fundamentales de la persona y especialmente su dignidad en el ámbito laboral, las empresas deben establecer un Protocolo para prevenir y, en su caso, erradicar todos aquellos comportamientos y factores organizativos que pongan de manifiesto conductas de acoso en el ámbito laboral.

Protocolo de acoso que contemple un proceso de negociación y la legitimación de las partes implicadas en el proceso. Una comisión de acoso que se dedique  a realizar los procedimientos de investigación, reconociendo para ello las situaciones de acoso, así como las medidas de adoptar, tanto cautelares como disciplinarias.

Es necesario conocer las obligaciones y responsabilidades del Protocolo para la prevención y tratamiento de los casos de acoso moral, acoso sexual y acoso por razón de sexo (o género) en el puesto de trabajo, que deberá ser negociado con la representación legal de los trabajadores.

Se hace imprescindible establecer una serie de compromisos en orden a la información, prevención, mediación y supresión de conductas en materia de acoso en el trabajo, así como el establecimiento de un procedimiento interno, sumario y rodeado de las garantías de confidencialidad que la materia exige, con el fin de canalizar las quejas que puedan producirse y propiciar su solución dentro de la empresa.

El cumplimiento de esta obligación afecta a todas las empresas, independientemente al número de trabajadores o trabajadoras que tengan en plantilla y si existe en la empresa Representación Legal de los Trabajadores (RLT) el protocolo deberá ser consensuado entre la representación de la empresa y la RLT.

Anuncios

3 pensamientos en “El acoso laboral en las empresas.

  1. Pingback: El acoso laboral en las empresas. | SOLUCIONES AMBIENTALES Y MINERIA SOLAMINER SAS

    • Estoy de acuerdo contigo. En toda organización que se precie se debe prevenir y velar para que exista un ambiente exento de acoso laboral, sexual y por razón de sexo. Para ello resulta fundamental establecer un protocolo en las empresas que regule qué y cómo hacer cuando alguien está siendo víctima de un posible acoso. Saludos!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s