Claves en la orientación profesional para el empleo.

Gracias a la iniciativa de colaboración social Parejas Orientadoras me encuentro experimentando de nuevo la sensación tan grata de poder ayudar a otras personas a encontrar un empleo.

Digo de nuevo, porque mi primera experiencia laboral y mi formación de posgrado se iniciaron en el campo de la orientación profesional para el empleo. Desde el año 2000 hasta el año 2005 ejercí como Orientador laboral, realizando tareas de apoyo, información y asesoramiento en los procesos de búsqueda de empleo de las personas desempleadas.

A partir del año 2005 y hasta el día de hoy ejerzo como Responsable de Recursos Humanos, y gracias a esta ocupación puedo orientar de una manera más completa, conociendo de cerca lo que está demandando el tejido empresarial.

A mi parecer, las claves para realizar una efectiva orientación profesional para el empleo son las siguientes:

1.- Escucha activa: lo primero antes de establecer cualquier tipo de acción o medida, es escuchar a la persona que se encuentra activamente buscando un empleo, y digo activa porque si es pasiva poco o nada se podrá hacer. Escuchar para obtener la mayor información posible de cara a realizar la orientación que mejor se ajuste a las necesidades y perfil del orientado. Pienso que el tiempo es muy importante para la persona que se encuentra buscando empleo, y si no centramos de manera adecuada los objetivos y las metas de la búsqueda, estaremos perdiendo un valioso tiempo que después pesará como una losa. En esta fase es muy importante trabajar sobre una relación de confianza mutua entre el orientador y el orientado, ya que la falta de sinceridad, o por ejemplo crear  falsas expectativas no ayudará a destapar las capacidades y habilidades (competencias) más valiosas del orientado para poder trabajarlas de la manera más efectiva posible, así como para poder reconocer los puntos débiles para operar sobre ellos y tratar de fortalecerlos o potenciarlos. En resumen, resulta vital escuchar para conocer mejor a la otra persona y de esta manera trazar la estrategia más adecuada y conveniente en cada caso.

2.- Establecimiento de un plan de acción: una vez conocidas las necesidades que mejor se ajustan para realizar una efectiva búsqueda de empleo, habrá que trazar un plan de acción que permita ir cumpliendo con las metas dentro de un plazo establecido. Se deberán establecer unas metas concretas y alcanzables. En esta fase es muy importante trabajar sobre la motivación, la autoconfianza y la autoestima de la persona orientada. También será necesario desarrollar el plan siguiendo un orden de prioridades, como por ejemplo: investigar bien el mercado laboral y encontrar las posibilidades laborales que mejor se adaptan a la persona orientada; trabajar sobre una red de contactos previamente establecida por el orientador; optimizar el perfil de la persona orientada y adaptarlo a cada oferta de empleo; ser paciente esperando la respuesta a cada candidatura presentada.

3.- Feedback constante: una vez trazado el plan de acción tiene que establecerse una retroalimentación constante y continua de información entre el orientador y el orientado, para conocer los resultados de las acciones puestas en marcha, pulir detalles, realizar modificaciones o bien establecer nuevas medidas a llevar a cabo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s